4 diferencias entre el acero inoxidable tradicional y el negro

acero negro
Aceros InoxidableLeave a Comment on 4 diferencias entre el acero inoxidable tradicional y el negro

4 diferencias entre el acero inoxidable tradicional y el negro

Al comparar productos de acero inoxidable con los de acero inoxidable negro, el proceso de comprender las diferencias entre estos dos puede ayudarte a formular una decisión de compra mucho más adecuada a tus necesidades. Por este motivo, en el siguiente artículo, conocerás rápidamente qué es el acero y qué caracteriza a sus diferentes tipos. 

1. ¿Qué es el acero?

El acero es una aleación hecha de dos componentes básicos clave: hierro y carbono. Una aleación es simplemente una combinación de dos o más tipos de metales base. Esta puede proporcionar una variedad de beneficios, como mejorar la resistencia al óxido. 

Específicamente, este material tiene una serie de ventajas en el mundo de la construcción en comparación a otros, ya que es durable, fuerte y puede ser reciclado fácilmente.

Quizás te interese: 6 mitos sobre el acero inoxidable

2. ¿Qué es el acero inoxidable tradicional?

acero inoxidable

El acero inoxidable tradicional, o comúnmente conocido como acero inoxidable, es una aleación de acero, hierro y cromo. Gracias a su excelente resistencia y atractiva apariencia, tiende a tener una gran demanda en los mercados industriales y de consumo.

3. ¿Qué es el acero inoxidable negro?

El acero inoxidable negro tiene la misma composición que el tradicional. La diferencia es que cuenta con una capa protectora de polímero que ocasiona que el acabado final presente esa tonalidad. Los recubrimientos poliméricos son muy eficaces para hacer que el metal sea aún más duradero, ya que brindan protección contra la corrosión y proporcionan una estética agradable y reducción de la estática.

4. ¿Cuáles son las diferencias entre estos dos aceros?

Las principales diferencias entre ambos aceros se centran en lo siguiente:

  • Usabilidad
baño acero negro

Pese a que el acero inoxidable tradicional sigue siendo teniendo una demanda considerablemente alta, el negro constantemente atrae a una legión creciente de consumidores. Esto es debido al aspecto elegante, audaz y sofisticado que este material brinda a refrigeradores, hornos, estufas, microondas y lavadoras, en comparación al modelo convencional.

  • Durabilidad 

La resistencia del acero inoxidable negro es mucho más fuerte, por lo que las manchas y huellas dactilares no arruinan su acabado, a diferencia que con el convencional. No obstante, recuerda que este funciona simplemente como una capa. Eso significa que, al rayarse, deja al descubierto el acero tradicional. 

Esos rayones son evidentemente obvios y estropean la belleza de un electrodoméstico. Aunque algunos fabricantes ofrecen kits de retoque para ocultarlos, por lo general es muy difícil restaurar el acero inoxidable negro a su apariencia original

El mismo problema sucede con otro tipo de productos ligados a este tipo de acero, como los lavados, por ejemplo. A pesar de su estética, es posible que tiendan a deteriorarse con el tiempo, sobre todo si no se tiene un cuidado adecuado. 

Lo contrario ocurre con el tradicional,  ya que el uso del acero inoxidable en caños o lavados es bastante beneficioso. 

  • Apariencia

Como se ha mencionado antes, el acero inoxidable negro tiene un diseño y apariencia brillante y atrayente. No obstante, es posible que el mismo tono de negro no sea similar al de otros electrodomésticos, incluso si se trata del mismo material. Así, encontrarás tonos mate y brillantes al momento de adquirir un producto elaborado con este material.

Este no es un problema para el acero inoxidable tradicional, ya que todo elemento trabajado con este tiende a verse exactamente igual.

  • Mantenimiento

Al estar más expuesto a rayones, el mantenimiento del acero inoxidable negro tiende a ser mayor. Nunca uses limpiadores abrasivos como aerosoles para ventanas, limpiadores para fregar, ceras limpiadoras, detergentes concentrados o bloqueadores. Esto desgastará el acabado negro y, en caso sea brilloso, terminaría opacándolo.

También evita el uso de materiales de limpieza como estropajos metálicos, cepillos de cerdas o toallas de papel rugosas. Se recomienda usar agua y jabón básico o, alternativamente, dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un litro de agua. 

Los productos hechos de acero inoxidable convencional requieren un mantenimiento mucho más simple en su lugar. Por ejemplo, para el caso de manchas de tinta, normalmente se pueden limpiar con alcohol isopropílico o xileno. En los casos en que estos solventes no funcionen, la acetona, el alcohol metílico o etílico y el tolueno. De realizar este procedimiento con aparatos de acero inoxidable negro, se echarían a perder. 

Las diferencias entre el acero inoxidable tradicional y el negro son bastante notorias. En caso de adquirir el segundo, tendrás que tener un cuidado especial, pues puede llegar a estropearse con gran facilidad. Sin embargo, el resultado elegante y minimalista resulta convincente para cualquier consumidor.

Con el fin de que conozcas más sobre las propiedades y beneficios del acero inoxidable y sus variantes, JN aceros cuenta con una amplia gama de productos y servicios especializados en este material. En el caso de que requieras mayor información, recuerda que puedes contactar con nosotros en cualquier momento. 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top