6 mitos sobre el acero inoxidable

acero inoxidable
Aceros InoxidableLeave a Comment on 6 mitos sobre el acero inoxidable

6 mitos sobre el acero inoxidable

A menudo, nos enfrentamos a muchos conceptos erróneos sobre las formas y los perfiles del acero inoxidable. Muchas veces, estas son preocupaciones generales. El hecho es que existen distintos tipos de composiciones y aleaciones de acero inoxidable, y no todos los productos inoxidables tienen las mismas propiedades. 

Por ello, a continuación desmitificaremos 6 mitos sobre el acero inoxidable:

1. El acero inoxidable es un metal puro

Al igual que muchos metales, tales como el latón y el bronce, el acero no es un elemento en sí mismo. Más bien, es una aleación o mezcla de metales. El acero regular está compuesto por hierro y carbono, a menudo con otros elementos agregados para lograr las características deseadas. Se trata de un material fuerte, pero también propenso a oxidarse.

En 1913, Harry Brearly descubrió que agregar una mezcla específica de cromo al acero lo hacía resistente a los efectos de ciertos ácidos. El elemento cromo se agrega (al menos un 10 %) al acero normal para hacerlo resistente a las manchas.

2. Todo el acero inoxidable es igual

acero inoxidable

Hay más de 100 grados de acero inoxidable, cada uno de ellos clasificado en su propia «familia». El tipo más común de acero inoxidable es el grado 304, parte de la familia austenítica, que contiene de 15 a 30 % de cromo. 

El acero inoxidable de grado 304 contiene 18 % de cromo, 8 % de níquel y una mezcla de otros elementos. Este material versátil se conoce como acero inoxidable 18/8 y, por lo general, es menos costoso que el acero inoxidable de mayor calidad, ya que tiene menos resistencia química incorporada.

Es posible que también conozcas el segundo tipo más común de acero inoxidable. El acero inoxidable de grado 316 tiene una mayor porción de níquel y la adición de molibdeno. El molibdeno es resistente al cloruro, lo que lo hace adecuado para áreas expuestas a productos químicos agresivos, carreteras o entornos costeros.

Te puede interesar: Perfil de metal: acero inoxidable austenítico

3. El acero inoxidable no es magnético

Algunos tipos de acero inoxidable comunes, como los austeníticos, no son magnéticos. Pero la mayoría de los tipos, los ferríticos, martensíticos, dúplex y la mayoría de los grados de endurecimiento por precipitación, son magnéticos. 

La resistencia a la corrosión no se ve afectada de ninguna manera por si el grado de acero inoxidable es magnético o no. La resistencia a la corrosión depende de la cantidad de elementos clave de aleación que tenga, especialmente cromo y molibdeno.

Incluso los austeníticos pueden volverse algo magnéticos cuando se deforman. Intenta colocar un imán en la esquina de un fregadero de acero inoxidable. Por lo general, se puede detectar algo de magnetismo. La asombrosa capacidad del acero inoxidable austenítico para deformarse sin romperse se utiliza para embutir fregaderos en una sola pieza, ¡sin calentar!

4. El acero inoxidable es caro

El acero inoxidable cuesta más que los aceros al carbono, en dólares por tonelada. Con las aleaciones adicionales, están obligados a hacerlo. Sin embargo, el rendimiento adicional de los aceros inoxidables compensa ampliamente la diferencia, y el acero inoxidable a menudo resulta ser la forma más barata de hacer el trabajo. 

Por lo general, los aceros al carbono deben pintarse para protegerlos contra la corrosión, e incluso si su costo de instalación inicial es el más bajo, su ventaja desaparece el día en que deben volver a pintarse. El costo del acero inoxidable en dólares por día durante la vida útil del trabajo será mucho menor.

5. El acero inoxidable 18/10 es mejor que el acero inoxidable 18/8

En realidad, ambos son iguales. Los grados austeníticos comunes contienen aproximadamente del 18 al 20 % de cromo y del 8 al 10 % de níquel. Los europeos a menudo se refieren a ellos como acero inoxidable 18/10, mientras que el mundo de habla inglesa (Australia, EE. UU., Reino Unido) los llama acero inoxidable 18/8. 

Existen pequeñas diferencias entre las composiciones estándar de acero inoxidable en diferentes partes del mundo, pero el rendimiento de los grados es efectivamente el mismo en cualquier lugar del mundo en el que se fabriquen.

6. El acero inoxidable no se oxida

utensilios acero

De hecho, el acero inoxidable puede oxidarse con el tiempo. Hay tantos grados y composiciones de este material y algunos son más susceptibles a la corrosión y al óxido que otros. 

Básicamente, las aleaciones de acero inoxidable con mayores cantidades de cromo son más resistentes a la corrosión. La oxidación «suaviza» el cromo. Esto forma una capa superficial delgada de protección contra el óxido y la corrosión.

También, hay factores ambientales a considerar. La exposición a productos químicos, agua salada y lluvia ácida puede afectar a la mayoría del acero. Sin embargo, es menos probable que el acero inoxidable se corroa y se oxide que el acero al carbono cuando se expone a estos elementos.

Hasta este punto, hemos desmitificado 6 conceptos erróneos sobre el acero inoxidable. Como ves, se trata de un metal muy duradero, cuyas cualidades hacen que se encuentre entre los materiales más confiables que puedes comprar. ¡Esperamos que esta información te haya resultado interesante y útil!

Con JN Aceros, encontrarás una serie de productos de acero inoxidable de distintos grados. Si tienes alguna consulta sobre nuestras planchas, tubos, accesorios, barras, ángulos, no dudes en comunicarte con nosotros.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top