El acero inoxidable en los sistemas de procesos sanitarios

El acero inoxidable en  los sistemas de procesos sanitarios
Aceros Inoxidable AplicacionesLeave a Comment on El acero inoxidable en los sistemas de procesos sanitarios

El acero inoxidable en los sistemas de procesos sanitarios

Cuando se trata de necesidades sanitarias, el acero inoxidable gana sin lugar a dudas. Además de ser extremadamente higiénico, este metal es realmente duradero: los tubos de acero inoxidable pueden llegar a tener una vida útil de más de 100 años.

Pero, ¿qué hace que este acero sea el material elegido para componentes de procesos sanitarios? En el siguiente artículo de JN Aceros, te proporcionaremos una visión sobre las ventajas que ofrecen las aleaciones del acero inoxidable para este sector.

Aprende más sobre el acero inoxidable

Aunque existen muchos tipos de acero, todos comparten las mismas propiedades “inoxidables”. No obstante, el acero puede corroerse porque el metal principal, es decir, el hierro, es muy activo químicamente y se combina con rapidez con otros elementos, como el oxígeno, que causa oxidación y corrosión.

Lo que diferencia al acero inoxidable es la adición de cromo. Cuando se agrega este elemento al acero, reacciona con oxígeno libre para formar óxido de cromo, que otorga propiedades resistentes a la corrosión. Esta capa pasiva (químicamente inerte) es lo que se trata de crear o mejorar al pasivar el acero inoxidable.

El acero inoxidable en  los sistemas de procesos sanitarios

Además del cromo, otros elementos se suelen agregar al acero inoxidable para mejorar diferentes propiedades y la cantidad relativa de estos es lo que determina el grado de resistencia a las manchas.

El acero inoxidable y los procesos sanitarios

Además de ser resistente a la corrosión, el acero inoxidable tiene otras propiedades que lo convierten en una excelente opción para productos sanitarios como las válvulas o tuberías. Este metal es muy resistente y duradero, relativamente barato y es estéticamente atractivo. Asimismo, es fuerte contra temperaturas altas y bajas.

Debido a que el acero tradicional se oxida y pica al estar expuesto al oxígeno con el tiempo, los agujeros o pozos que se producen crean áreas donde un producto (comida, bacterias, etc.) podría quedar atrapado. Esto hace que el acero normal sea una pesadilla sanitaria, ya que estos lugares son difíciles de limpiar y una vez que la capa pasiva desaparece, el acero comprometido es propenso a ataques adicionales.

El óxido y la corrosión también afectan de forma drástica las propiedades mecánicas del acero. El primer sitio que suele verse afectado son las junturas o conexiones. El óxido comprometerá al producto, exponiéndolo a condiciones perjudiciales del ambiente y comprometiendo su eficacia e integridad.

El acero inoxidable, al ser resistente a la corrosión, no forma estos mismos hoyos que hacen que los alimentos y otros productos queden atrapados, lo que hace que sea mucho más fácil de limpiar.

También te interesará: ¿Cómo proteger el acero inoxidable de la corrosión ambiental?

¿Qué grados de acero inoxidable se utilizan en los procesos sanitarios?

El acero inoxidable en  los sistemas de procesos sanitarios

La mayoría del acero utilizado en los procesos sanitarios son el acero martensítico serie 300 (304 y 3016). Por otra parte, los aceros superausteníticos, como AL6XN, exhiben una mejor resistencia a los efectos de la corrosión por picadura de cloruros a través de la adición de molibdeno.

Los otros tipos de acero que veremos en procesos sanitarios son el martensítico endurecido por precipitación o el semiaustenítico. Estos aceros, que incluyen el 17-4PH, presentan la adición de elementos como el aluminio, el cobre y el niobio, que convierten al acero extremadamente resistente pero fácil de trabajar a máquina (sin embargo, la soldabilidad sufre un poco).

Todos los tipos de acero inoxidable se benefician del cromo, que crea en la superficie una capa de óxido de cromo pasivo en el acero y el cual ayuda a reducir los ataques químicos y la corrosión.

El acero inoxidable es fuerte, duradero, fácil de fabricar, más o menos barato, estéticamente atractivo y fácil de limpiar. Esto significa que se puede fabricar, soldar y crear en casi cualquier forma que se requiera. El producto de acero inoxidable acabado será fuerte, duradero y resistirá a una variedad de altas y bajas temperaturas.

Con JN Aceros, encontrarás una serie de productos de acero inoxidable de distintos grados. Si tienes alguna consulta sobre nuestras planchas, tubos, barras, ángulos y válvulas de acero inoxidable, no dudes en comunicarte con nosotros.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top