Breve historia del Acero Inoxidable

Breve historia del Acero Inoxidable
Aceros Inoxidable Historia de Acero InoxidableLeave a Comment on Breve historia del Acero Inoxidable

Breve historia del Acero Inoxidable

Durante los años ha habido una viva discusión sobre quién inventó los aceros inoxidables y quién les dio el primer uso comercial. Hoy es de aceptación general que el acero inoxidable fue descubierto en algún lugar de Europa a inicios del siglo XX. Sin embargo, aún existe cierto debate sobre dónde se produjo la primera aplicación para uso comercial.

Primeros Pasos

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHarry Brearley, nacido en Sheffield, Inglaterra, en 1871, probablemente él fue el inventor del acero inoxidable. Su padre era un fundidor de acero y mediante estudios privados y escuela nocturna, se volvió un experto en acero y en su producción. En 1908 le dieron la oportunidad de montar los laboratorios Brown Firth, financiados por las dos acerías principales de Sheffield de aquella época. En 1912 se le pidió resolver los problemas encontrados por un pequeño fabricante de armas, según el cual, los diámetros internos de los barriles de sus rifles se erosionaban demasiado rápido debido al calor y los gases de descarga. Por lo tanto, Brearley  estaba buscando un acero con mayor resistencia a la erosión, no a la corrosión. Como parte de su investigación, decidió experimentar con un acero que contenía cromo, pues era conocido por tener un punto de fusión más alto que los aceros ordinarios.

Usando primero el proceso de crisol y luego un horno eléctrico con mayor éxito, se realizaron una serie de coladas con entre 6 y 15% de cromo y contenidos de carbono variables. El primer acero realmente inoxidable fue fundido el 13 de agosto de 1913. Contenía 0.24% de carbono y 12.8% de cromo. En este momento Brearley seguía buscando un acero más resistente al desgaste y, para examinar la estructura de los granos del acero necesitaba grabar (atacar con ácido) las muestras antes de examinarlas bajo el microscopio. Los agentes usados estaban basados en ácido nítrico y descubrió que este nuevo acero resistía muy bien el ataque químico. Luego de eso expuso las muestras a vinagre y otros ácidos de comida como jugo de limón y encontró el mismo resultado. En esa época los cubiertos eran de plata o de níquel plateada. Los cuchillos eran de acero y debían ser rápidamente lavados y secados, incluso luego de eso se les debía quitar el óxido con piedras de carborundo. Brearley se dio cuenta inmediatamente de cómo este nuevo acero podía revolucionar la industria de los cubiertos pero fue muy difícil convencer a sus conservadores jefes. Por cuenta propia, hizo sus propios cuchillos con el cuchillero local, R.F. Mosley. Al principio, Brearley se refería a su invención como “acero anti herrumbre”. Fue Ernest Stuart, el mánager del cuchillero que se refirió por primera vez a los cuchillos como de “acero inoxidable” luego de no poder oxidarlos con vinagre. “Acero resistente a la corrosión” debería ser el término correcto, pues los aceros inoxidables ordinarios se corroen luego de mucho tiempo en ambientes hostiles.

Otras reclamaciones

Se han hecho otras reclamaciones sobre la invención del acero inoxidable, basadas en investigaciones publicadas que indican la resistencia a la corrosión de la capa pasiva del acero cromo o en los aceros patentados con un contenido de cromo 9% producido para fines de ingeniería. Una de esas reclamaciones se basa en un artículo de 1913 de una revista sueca de caza y pesca sobre un acero que fue usado, otra vez, para barriles de rifle. El acero se asemeja al acero inoxidable así que parece ser que la primera colada comercial puede haber sido producida en Suecia (Ver El mundo del Acero Inoxidable, 2002, pp. 52-53).

Aportes Alemanes

Un año después del descubrimiento de Brearley, Krupp en Alemania experimentaba agregando níquel a la mezcla. El acero de Brearley solo podía ser suministrado endurecido y enfriado; el acero de Krupp era más resistente a los ácidos, más suave y más dúctil, así que era más fácil para ser trabajado. No hay duda que para el descubrimiento casual de Brearley, los metalúrgicos de Krupp hubieran hecho el descubrimiento por su cuenta. De esas dos invenciones, justo antes de la Primera Guerra Mundial, fueron desarrolladas las series “400” y “300” de acero inoxidable martensítico y austenítico, respectivamente. La Primera Guerra Mundial detuvo el desarrollo del acero inoxidable, pero a inicio de los años 20, una gran variedad de combinaciones de cromo y níquel fueron probadas, incluyendo 20/6, 17/7 y 15/11. El sucesor de Brearley en los laboratorios Brown Firth fue el Dr. W.H. Hatfield, al que se le atribuye la creación del acero inoxidable 18/8 en 1924 (18% cromo, 8% níquel). Hoy en día, el 18/8 es comúnmente conocido como 304 y sigue dominando el mercado del acero inoxidable hoy en día. El Dr. Hatfield también inventó el acero 18/8 con titanio incluido, conocido ahora como 321.

Otros Grados

La mayoría de los grados estándar que seguimos usando hoy en día fueron inventados en el periodo 1913-1935 en Inglaterra, Alemania, Estados Unidos y Francia. Una vez que los grados estándar fueron aceptados, el énfasis cambió a encontrar métodos de producción masiva más baratos y popularizar el uso del acero inoxidable como concepto. Esto causó que se detenga el desarrollo de nuevos grados. Sin embargo, luego de la Segunda Guerra Mundial, nuevos grados con una mejor relación peso/resistencia fueron requeridos para los aviones de reacción a chorro, lo que llevó al desarrollo de grados con endurecimiento por precipitación como el 17:4 PH. Desde los años 70 en adelante, los aceros dúplex fueron desarrollados. Estos tienen mucha más resistencia a la corrosión que los grados desarrollados en 1920 y son el futuro del incremento en el uso de acero inoxidable.

* Traducido de Stainless-steel-world.net por JN Aceros, distribuidores de válvulas y tubos de acero inoxidable.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top