Diferencias entre el acero laminado en caliente y en frío

Diferencias entre el acero laminado en caliente y en frío
Aceros InoxidableLeave a Comment on Diferencias entre el acero laminado en caliente y en frío

Diferencias entre el acero laminado en caliente y en frío

¿Interesado en comprar tubos, planchas o cualquier otro producto de acero inoxidable? Con frecuencia, muchos clientes tienen algunas dudas con respecto a los artículos hechos de este metal.  Por ejemplo, algunos preguntan las diferencias entre el acero laminado en caliente y laminado en frío.

Estas diferencias se relacionan con la forma en que los metales son procesados en la matriz y no a sus especificaciones o grados. Para conocer más sobre qué tan diferente es un producto de acero inoxidable laminado en caliente o en frío, no te puedes perder el siguiente artículo que Jn Aceros tiene para ti.

Diferencias clave

Primero, es importante entender que el acero inoxidable es una aleación y el acero laminado en frío o caliente se trata de procesos. Entonces, en el caso del acero inoxidable, el material es un compuesto metálico que está compuesto de acero, junto con otros elementos.

El acero laminado en caliente o en frío, por otro lado, no son aleaciones. Son procesos que se utilizan para terminar el acero. La laminación en frío comienza con acero que ya ha sido laminado en caliente.

Durante el proceso de laminación en frío, la tensión de los rodillos de potencia se agrega a la lámina, lo que da como resultado un producto final más delgado y más duro.

1. Laminado en caliente

diferencias-acero-laminado-caliente-y-frio-laminado-caliente

El laminado en caliente es un proceso de fresado que involucra laminar el acero inoxidable a altas temperaturas (normalmente a una temperatura superior a 927 ºC), que es mayor a la temperatura de recristalización.

Cuando el acero está por encima de la temperatura de recristalización, puede ser moldeado y formado con facilidad. Asimismo, puede ser fabricado en tamaños más grandes según lo que el cliente requiera para su proyecto.

El laminado en caliente es, por lo general, más barato que el laminado en frío debido al hecho de que con frecuencia se fabrica sin ninguna demora en el proceso.

En consecuencia, no se necesita recalentar el acero (como sí es necesario con el laminado en frío). Cuando el acero se enfría, se encoge ligeramente, por eso el control del tamaño y de la forma del producto al finalizar es menor en comparación con el laminado en frío.

Usos: Los productos laminados en caliente, como por ejemplo las barras de acero inoxidable laminados en caliente se utilizan en la soldadura y en la construcción para fabricar rieles de tren y vigas en “I”.

El acero laminado en caliente se utiliza en situaciones donde la forma y la tolerancia precisas no son necesarias.

Te interesará: Pasivado del acero inoxidable: Por qué es importante para mejorar la resistencia a la corrosión

2. Laminado en frío

Diferencias entre el acero laminado en caliente y en frío

El acero laminado en frío es, en esencia, un acero laminado en caliente con un mayor procesamiento. En este caso, el acero necesita de más procesos en acerías de reducción en frío, donde el material se enfría (a temperatura ambiente) y luego es recocido, laminado o templado.

Este proceso producirá acero con tolerancias dimensionales más próximos y un rango más amplio de superficies de acabado. El término laminado en frío es utilizando erróneamente en todos los productos, cuando en realidad el nombre del producto se refiere al laminado de planchas y de productos en rollos.

Al referirse a las barras de acero, el término utilizado es “acabado en frío”, que a menudo consiste en estirado en frío o cilindrado, rectificado y pulido. Este proceso genera más altos límites de elasticidad y tiene cuatro principales ventajas:

  • El estirado en frío incrementa la resistencia tensil y de elasticidad que con frecuencia elimina mayores tratamientos térmicos costosos.
  • El cilindrado elimina las imperfecciones en la superficie.
  • El rectificado reduce el rango de tolerancia del tamaño original.
  • El pulido mejora el acabado de la superficie.

Todos los productos en frío proporcionan un acabado superior en la superficie y poseen mayor tolerancia, concentricidad y rectitud que los productos laminados en caliente.

Por lo general, las barras de acabado en frío son más difíciles de trabajar que las de acabado en caliente debido al mayor contenido de carbono. Sin embargo, esto no sucede con las planchas de laminado en frío o caliente.

En estos casos, la plancha de laminado en frío tiene menor cantidad de carbono y a menudo es recocido. Esto lo vuelve más suave que las planchas de laminado en caliente.

Usos: Cualquier proyecto donde la tolerancia, la condición de la superficie, la concentricidad y la rectitud son factores importantes.

Costo

Las diferencias de precio entre diferentes productos de acero siempre variarán dependiendo de las especificaciones particulares de un material dado. Además, debes tener en cuenta los precios relacionados con la cantidad y las fluctuaciones del mercado.

Dicho esto, se sabe que el acero laminado en calientes es un poco más económico que el frío porque requiere de menos procesos.

Con JN Aceros, encontrarás una serie de productos de acero inoxidable de distintos grados. Si tienes alguna consulta sobre nuestras planchas, tubos, accesorios, barras, ángulos, no dudes en comunicarte con nosotros.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top